Posteado por: sprungli | marzo 20, 2010

Espàrrec hunter1

El sr. Sprungli es, ante todo un tio rural.

Mis padres son de pueblo y hasta donde yo recuerdo, mis primeros 15 o 16 veranos de vida los pasé total o parcialmente en un pequeño pueblecito de Cantabria, devorando libros y haciendole a las vacas de la familía todo lo legal que se le puede hacer a una vaca, sembrando y recogiendo patatas, cebollas y en general cosas de esas que salen de la tierra, deforestando parte de los terrenos familiares a golpe de hacha y lumbalgia, disfrutando de las verbenas de pueblo y pateando por el monte con un libro en la mano.

Pero todo esto ya lo contaré en otro post.

El caso es que los últimos años, papá Sprungli, a.k.a. Ronquillo, ha desarrollado la afición de ir a buscar espárragos por el monte, pero no por donde va todo el mundo, lugares accesibles y a 20 minutos de la sprunglicasa, noo, sino a 45 minutos en un paraje encantador, pero lleno de maleza y de cartuchos de cazadores.

Hay que dejar claro que en nuestra familia hay una gran tradición en el campo de la recoleccion hortifrutícula de lo ajeno, desde el sprungliabuelo, que la lió parda con los vecinos del pueblo cogiendoles los higos subido en una escalera a las tantas de la noche (osea nocturnidad y alevosía), el mismísimo ronquillo que, en sus tiempos de dominguerociclista volvía siempre con una bolsa del spar llena de almendras, uvas o lo que cojones estuviera de temporada y como no, heredero de esta tradición, yo mismo he “recolectado” las mandarinas del vecino o arrasado con las moras silvestres cuando debería de estar haciendo trekking del serio.

Así que el día de autos quedamos con J, antiguo, antiquiiiiisimo compañero de trabajo de Ronquillo, para guiar a los dos recientes jubilatas a la zona de recoleccion silvestre.

Pros:

-No cunduciré, J tiene un Volvo enorme con chojocientos caballos desbocaos, que cada vez que lo veo oigo de fondo la cabalgata de las valkírias.

-El almuerzo, estos dos  saben lo que es un almuerzo de verdad y la tortilla de patata de Ronquillo es mítica.

Contras:

-Levantarse temprano un festivo

-Escuchar todo el camino de ida , el almuerzo y la vuelta, las batallitas laborales de esa especie en extinción que son los del montaje de toda la vida.

J nos recoge en la hora y lugar señalados.

J es un tio seriote, bajito (de mi altura) y fuerte, el típico currante del montaje de toda la vida. Dotado de una atronadora voz de varítono y una habilidad para la ironía y el sarcasmo solo comparable con Perez Reverte. También es un conductor rápido, muy rápido, pero eso tengo que explicarlo.

El típico nativo del montaje u homo montaxis era, por lo genera,l un clásico homínido español, y por lo tanto bajito, cabrón, honesto, visceral y muy muy currante. Curtidos en mil batallas, turnos de interminables horas, trabajos peligrosos, ya sea en nucleares, instalaciones petroquímicas, trabajos en altura o espacios confinados. Vamos, un cóctel de españolía incontrolada, testiculina, estrés y peligro. Y casi siempre fuera de casa, lejos, muy lejos de casa. Motivo por el que todos, absolutamente todos los compañeros de mi padre han sido, son y serán unos puñeteros psicópatas al volante, una vida de prisas por llegar a casa a ver a su familía despues de Dios sabe cuanto tiempo sin verla les ha curtido en las peores carreteras de España.

Dicho esto, J no es ninguna excepción, conduce el Volvo (música de Wagner y consecuentemente ganas de invadir Polonia) a toda mecha, haciendo que deje las uñas en el reposabrazos y una apreciable depresión delante mío, donde podría haber un pedal de freno imaginario. Para colmo las conversaciones hasta llegar a la zona de recolección son de este tipo:

Ronquillo: J, te acuerdas de V, que trabajaba en X y que estuvo con nosotros en Z?

J: No, ese no era Y?  Que estaba en nuestra empresa, pero no vino al montaje de Z sino al de W…

R: Si, bueno, ese, sabes que ahora es jefe de C?

J:Estuvo trabajando para mi, luego se fue a G y hace un par de años me enteré que le ficharon de jefe de C, manda huevos, si no distinguía una válvula de un tráctel, jajajaaa

R: jajajaaa

Sprungli: ¬¬

Todo el puto camino así, y no he puesto letritas para conservar el anonimato de nadie, es que no me estaba enterando de una mierda. Eso si, ellos se lo pasaban pipa mientras yo estaba acojonado y confundido, clavando las uñas en el reposabrazos y pisando el freno imaginario.

Anuncios

Responses

  1. La verdad es que contado así, resulta trepidante!! Qué horror!! Yo, que tengo terror a subir a un coche, me he puesto en tu lugar y casi me da algo! (lo del pedal imaginario en mi caso es un habitual!)

    A veces me preocupa pensar si no acabaremos así, con la batallita de B cuando conoció a C estando trabajando en X… supongo que sí. Socorro!!!

    Bienvenido a tu blog, pequeño… se te echaba de menos!!!

    • Uff, espérate a la segunda parte y verás (de hecho creo que me estoy alargando y hasta habrá tercera)

      A ver cuando funciona tu cagarroPhone, que tengo ganitas de hablar contigo 😉

  2. Yeeeee, repasa los typos putaa!! varítono con B de Balencia.

    Mola la historia y el estilo, ese blog que no pare so perraco.

    • Coño que fallo!! Y mira que lo he revisado 3 veces.
      Por cierto, genial nick, me ha dado una idea para un post
      Reel po-lice


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: